Por qué nos deberíamos de preocupar más por los varones, especialmente por los bebés varones

Darcia F. Narvaez escribe en un artículo publicado en Psychology Today sobre la publicación de Allan N. Schore con el título "Todos nuestros hijos: la neurobiología del desarrollo y la neuroendocrinología de los niños varones en riesgo".

Cuidando a las madres – la respuesta a muchas preguntas de la salud general

El estado emocional de una persona adulta está significativamente conectado con las relaciones con su entorno, y, sobre todo, con la relación que tenía con su madre durante los primeros años de su vida, en aquel tiempo en el que se desarrolla su cerebro y se equilibra su sistema nervioso autónomo. Investigaciones han mostrado que el estado emocional de una madre influye directamente en el neurodesarrollo durante el embarazo e, incluso, influye en la forma del parto. Quiere decir que el estrés elevado durante el embarazo, y poco apoyo social por parte del entorno, puede incrementar significativamente el peligro de un parto prematuro.

Criando en tiempos de estrés

Foto de Abu Hakeem en Pexels

Nuestra vida actualmente en nuestra sociedad está sometida a una manera de vivir ajena a las necesidades del ser humano. Al menos así lo percibo cuando miro los mil y un estudios sobre el estrés y las enfermedades causados por estrés, que surgen actualmente de la ciencia. Sin embargo, nosotros no discutimos que tenemos que …

El estrés en los bebés y por qué es importante evitarlo

Lo que todos aspiramos es que el bebé esté lo más cuidado posible, bien nutrido, cómodo, apaciguado, a salvo y seguro. Sin embargo las informaciones del exterior no paran de entrar en la vida de un niño y el bebé está expuestos a una cantidad enorme de estímulos nuevos que fácilmente pueden superar a su capacidad de gestionarlos e incorporarlos sin sobrepasar el umbral del estrés. 

Lo que todos aspiramos es que el bebé esté lo más cuidado posible, bien nutrido, cómodo, apaciguado, a salvo y seguro. Sin embargo las informaciones del exterior no paran de entrar en la vida de un niño y el bebé está expuestos a una cantidad enorme de estímulos nuevos que fácilmente pueden superar a su capacidad de gestionarlos e incorporarlos sin sobrepasar el umbral del estrés.