3 cosas que no sabías de las emocionales

unsplash-logoArwan Sutanto

Muchos padres se sienten sobrepasados por la intensidad de las emociones. Y no sólo por las de sus niños, sino muchas veces también por los suyos propios. Nos han enseñado a nosotros a no llorar o no enfadarnos, hasta el punto que ni percibimos que por debajo del umbral consciente tenemos estas emociones. Los niños en cambio son plena emoción y las expresan sin las limitaciones que nos ponemos nosotros, ni saben de las consecuencias que puede tener para ellos a nivel social. El rechazo por parte de la sociedad por comportarse de manera inadecuada es un importante factor en la regulación de las emociones, pero los más pequeños no son conscientes de este aspecto hasta mucho más adelante en su desarrollo.