Los nuevos retos – Salud y Bienestar para las Familias del siglo XXI con niños 0-3

Los humanos individuales no pueden crecer solos. Como todos los mamíferos sociales, los humanos necesitan cuidados intensivos en la vida temprana para sobrevivir, prosperar y reproducirse. Debido a que el cuidado infantil requiere una gran cantidad de energía, las díadas madre-hijo siempre habían recibido ayuda por parte de las familias y las comunidades. Más y más investigaciones muestran que la experiencia de la vida temprana puede tener un profundo y duradero efecto sobre la salud y el bienestar fisiológico y psicológico. ¿Hay efectos de las prácticas actuales de crianza de los hijos en su edad adulta?