Nuestros hijos perciben nuestros pensamientos y nuestras actitudes secretos más que nuestro comportamiento

Estudios científicos (cientos de estudios científicos) ahora muestran que los niños están intrínsecamente conectados con nosotros, especialmente si somos la madre biológica o el padre, pero también en cualquier otra constelación en la que dedicamos nuestra atención primaria al cuidado de niños pequeños. Cuando más pequeños son ellos, más directa es la conexión que establecen, o al menos intentan establecer, con nosotros.

¿Estás siendo justa contigo misma?

El otro día ví esta foto que comparto aquí con vosotros. En el primer momento me pareció muy graciosa, me reí mucho, y supongo que cómo muchas otras madres, me reconocí de inmediato en ella. Pero en el segundo momento pensaba: ....... pero si esto es solo la superficie de lo que está sucediendo en …

¿Por qué tienen tantas emociones fuertes los niños?

Photo by Josh Willink from Pexels

Por eso en el Ambulatorio Emocional lanzaremos a partir de ahora una serie de actividades y charlas alrededor de la gestión de las emociones de los niños de 0 - 3 años, y la intervención en momentos de crisis total. Todos los temas serán de una parte teórica y una parte práctica, y siempre tenéis la posibilidad de profundizar en un aspecto o el otro aparte de estas actividades.

La Oxitocina: resiliencia y nutrición emocional para el cerebro de tu hijo

Photo by Rodolfo Sanches Carvalho on Unsplash

Cuanto más sabemos sobre el cerebro, más entendemos cómo las experiencias y la vida temprana realmente dan forma y cambian al cerebro. Como padres somos responsables de gran parte del desarrollo temprano del niño, entonces, ¿qué podemos hacer para optimizarlo? ¿Hay cosas que podamos hacer con nuestros hijos que los preparen para una vida feliz y saludable?

Primeros Auxilios Emocionales: tres razones porqué los podrías necesitar en algún momento

¿Te encuentras en una de estos tres grupos? Si te encuentras dentro de uno y tienes dificultades con tus hijos, lloran y gritan mucho, son hiperactivos, no te hacen caso, evitan tu mirada, duermen mal.... etc., quizás quieres considerar la influencia que tienen el estrés elevado por tu situación y las expresiones emocionales y desajustes que muestran tus hijos. Y aún más, si te encuentras dentro de más que uno de los grupos.