La falta de sueño durante la infancia temprana puede estar relacionado con un aumento de obesidad en la sociedad

La acumulación de datos epidemiológicos implica que la pérdida de sueño es un factor de riesgo para la obesidad en niños y adultos en todo el mundo. Además, la falta de sueño altera las hormonas reguladoras del apetito y aumenta la ingesta calórica. Dada la continua disminución de la duración del sueño en los países industrializados, reflejado por el fuerte aumento de la obesidad en estas mismas poblaciones, entender la asociación entre la pérdida de sueño y el aumento de peso se ha convertido en una preocupación primordial para la salud pública mundial.

Países industrializados con una continuada disminución del sueño

El sueño es un modulador importante de la función neuroendocrina y del metabolismo de la glucosa, y se ha demostrado que la pérdida del sueño produce alteraciones metabólicas y endocrinas, que incluyen disminución de la tolerancia a la glucosa, disminución de la sensibilidad a la insulina, aumento de las concentraciones nocturnas de cortisol, aumento de los niveles de grelina, disminución de los niveles de leptina, y aumento del hambre y el apetito. Evidencias epidemiológicas y de laboratorio recientes confirman hallazgos previos de una asociación entre la pérdida de sueño y un mayor riesgo de obesidad.

Los niños que duermen menos en la infancia y la primera infancia pueden tener un mayor riesgo de sobrepeso u obesidad durante la mitad de la infancia, según un estudio publicado en la revista “Pediatrics”.

En los últimos 20 años, los estudios han documentado que la cantidad de tiempo diario que se pasa durmiendo ha disminuido en bebés, niños y adolescentes. Es probable que los cambios culturales hayan contribuido a esta tendencia, incluyendo más familias trabajadoras con dos padres y más horas de trabajo. Existe alguna evidencia de que la reducción de la duración del sueño puede contribuir a resultados de salud negativos, como el aumento de los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Elsie M. Taveras, MD, MPH, del Hospital General de Niños de Massachusetts, y sus colegas examinaron si los bebés y niños pequeños que dormían menos que sus contrapartes tenían más probabilidades de tener sobrepeso u obesidad a mediados de la infancia. Le preguntaron a las madres de 1046 niños acerca de cuánto tiempo dormía su hijo en un período típico de 24 horas a los 6 meses, y luego su duración diaria de sueño para cada año entre las edades de 1 año y 7 años.

En general, el 75% de los niños estaban en el rango de peso normal, el 13.8% tenían sobrepeso y el 11% eran obesos, según el índice de masa corporal (IMC). Pero en comparación con los niños que habitualmente dormían más tiempo, los niños del grupo con menos horas de sueño tenían significativamente más probabilidades de tener sobrepeso u obesidad: el 55.3% tenía un IMC en el rango normal, el 10.7% tenía sobrepeso y el 34% era obeso. Los niños que dormían más eran los menos propensos de cualquier grupo a ser obesos: el 81.7% tenía un IMC en el rango normal, el 11.5% tenía sobrepeso y el 6.8% era obeso. Los investigadores encontraron una asociación similar cuando observaron otras medidas de peso, incluida la grasa del tronco y la circunferencia de la cintura a la cadera.

Los autores señalaron que el estudio tiene algunas limitaciones, incluida su dependencia de los informes de los padres y la poca representación de los niños hispanos. Debido a que los hallazgos son observacionales, el estudio no puede probar que la falta de sueño causa aumento de peso en los niños. Además, los factores relacionados con la falta de sueño que no se controlaron en los análisis estadísticos pueden explicar la relación.

Los autores proponen varios mecanismos que podrían explicar cómo la privación crónica del sueño podría contribuir al aumento de peso. Por ejemplo, la falta de sueño puede hacer que los niños se sientan más hambrientos y menos llenos. La falta de sueño también puede afectar los niveles de hormonas que se han relacionado con la obesidad abdominal, como el cortisol, o puede alterar el reloj circadiano del cuerpo y la expresión genética.

Independientemente del mecanismo exacto, el estudio sugiere que comprender los factores que contribuyen a la reducción del sueño en los niños y ayudar a los padres a facilitar una mayor duración del sueño para los niños puede ayudar a reducir la obesidad y el sobrepeso en los niños.

¿Sospechas que tu hijo podría estar durmiendo menos horas de las que debería?

Aquí hay un listado de efectos que muestran los niños cuya cantidad de sueño y calidad de sueño se ve disminuida crónicamente:

  • Demasiado emocional (berrinches explosivos, sentimientos fácilmente heridos, sin paciencia)
  • Dificultad de despertarse por la mañana
  • Dificultad para concentrarse o prestar atención durante el juego.
  • Hace siestas largas o excesivas
  • Hiperactividad
  • Comportamiento desafiante o contrario
  • Dificultad para conciliar el sueño (hiper-activado)
  • Quedarse dormido tan pronto como acostarse (dormirse debería durar unos 20 minutos para un sueño saludable)
  • Apetito incrementado
  • Propenso a accidentes o ser torpe
  • Habla en exceso (más preguntas que una conversación normal o de forma frenética)
Fuentes

Beccuti, G., & Pannain, S. (2011). Sleep and obesity. Current opinion in clinical nutrition and metabolic care, 14(4), 402–412. https://doi.org/10.1097/MCO.0b013e3283479109

Garfield V. (2019). The Association Between Body Mass Index (BMI) and Sleep Duration: Where Are We after nearly Two Decades of Epidemiological Research?. International journal of environmental research and public health, 16(22), 4327. https://doi.org/10.3390/ijerph16224327

Greer, S. M., Goldstein, A. N., & Walker, M. P. (2013). The impact of sleep deprivation on food desire in the human brain. Nature communications, 4, 2259. https://doi.org/10.1038/ncomms3259

Study Links Sleep Deprivation With Obesity in Children

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s